Seguidores

miércoles, 14 de marzo de 2007

En estos días...

En estos días he vivido algunos eventos importantes a nivel personal e intento que formen parte de esta Cuaresma, que sean parte de mi experiencia cristiana, para de ese modo aprovecharlos en mi camino espiritual. De una parte he podido escuchar a dos personas muy especiales, que han venido a Cuba para compartir su experiencia en la vida religiosa. Uno de ellos es Timothy Ratcliff, dominico, y el otro Fabio Ciardi, oblato de María Inmaculada; escucharles en sendos encuentros organizados por la CONCUR ha sido, está siendo pues aun falta el encuentro de mañana, una oportunidad para reavivar la reflexión sobre la vida en comunidad y su vínculo con el resto de la Iglesia. Por acá pasa poca gente en general, y siempre es bueno aprovechar las oportunidades que aparecen. En esta ocasión los temas tratados han sido, primero, la vida religiosa y la misión, y segundo, una relectura del carisma de los fundadores desde la hermenéutica. Este último, todavía a mitad, me ha resultado muy provechoso y estimulante a nivel intelectual y espiritual. Me han entrado ganas de retomar a mis padres fundadores, Teresa y Juan, y volver a trabajar con sus escritos, así como iniciar una lectura comunitaria de algunos textos suyos. Aunque el tiempo no sobra trataré de compartir acá alguna cosa de lo que anotado y hacer más presente la espiritualidad del Carmelo en este blog.
Algunas noticias no han sido alegres: por un lado la muerte de una persona a la que tenía mucha estima, y de otra la noticia de la enfermedad de un gran amigo; ambas cosas me han hecho sentir un poco triste, pero también las hago parte del camino hacia la Pascua, las ofrezco, y miro la cruz, signo de vida del cristiano.

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.