Seguidores

lunes, 16 de julio de 2007

El profeta herido.


“Henri Nouwen ha sido uno de los más prolíficos autores espirituales de los últimos tiempos. Para miles de lectores en el mundo entero, Nouwen articulaba la búsqueda de Dios y del amor de un modo que sintonizaba con su propia experiencia personal y sus anhelos. Era el guía espiritual por excelencia.
Pero ¿Quién era Henri Nouwen?; ¿Qué clase de persona era?; ¿Cuál fue su peripecia vital?
Michael Ford presenta un convincente retrato de un atractivo y complejo ser humano; de una persona para la que el sacerdocio era el elemento central de su vida, pero que tuvo que luchar para vivir hasta el final su vocación. Nouwen era una persona cálida y generosa que luchó duramente contra los demonios interiores de su inseguridad y su ansiedad. Esta biografía proporciona un retrato honesto y comprensivo que examina todas las áreas de la vida de Nouwen, incluida su educación en el seno de su familia, su vocación sacerdotal, sus excepcionales dotes de escritor y orador, sus amistades, su sexualidad y su profunda inquietud.
Henri Nouwen, el profeta herido es un libro imprescindible para todos cuantos han bebido en la obra de Nouwen, porque presenta un valiente y ameno retrato de un hombre cuyos libros, de gran profundidad espiritual, brotaron de un alma herida y en búsqueda”.

El texto anterior está tomado de la contraportada de la edición en español del libro citado, y es uno de los libros que he leído varias veces y seguiré leyendo por mucho tiempo más, mientras Dios me de vida. Me gustaría agradecer personalmente a Michael Ford el que haya escrito este libro. Y me gustaría recomendarlo a todos los amigos de este blog.

Me gustaría compartir algunos textos que he subrayado en mi ejemplar del libro, y que tienen un significado especial para mí:

Toda la obra de Henri Nouwen brota de “una intensa visión” y nos permite “avanzar y profundizar en la búsqueda de un Dios que ama”.El Dios de que Henri nos habla en sus libros es “un Dios del que todos queremos estar cerca”. Para Nouwen, “la vida espiritual es un proceso de búsqueda de nuestro ser más íntimo, de nuestros congéneres y de nuestro Dios”. Nouwen fue “un artista sumamente sensible que ayudaba a la gente a sintonizar con su vida espiritual mediante la gracia implícita en sus propias dificultades”; para él, “la contemplación estaba en el centro de todas las cosas y era la disciplina de vivir en presencia de Dios”.

Creo que me gustaría seguir hablándoles sobre este libro.

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.