Seguidores

lunes, 30 de julio de 2007

William Johnston: Acerca de la mística.


William Johnston, nacido en Belfast, 1925, es uno de mis autores favoritos, y cuyos libros he leido con placer y provecho. Este sacerdote jesuita, estudió en Liverpool y en la Universidad Nacional de Irlanda, luego se unió a la Orden de los jesuitas y en 1951 se trasladó a Japón, lugar donde ha residido desde entonces. Es doctor en teología mística por la universidad de Sofía, Tokio, y ha realizado además estudios específicos sobre budismo, participando activamente en el diálogo entre el budismo Zen y el cristianismo.

Entre sus libros, los que tengo a mano ahora mismo, destaca "Enamorarse de Dios".Práctica de la oración cristiana, publicado por Herder,1998. También una trilogía acerca de la mística, cuyos títulos son: "La música callada", "El ojo interior del amor", y "El ciervo vulnerado". Además, "Cartas a contemplativos", su "Teología mística. La ciencia del amor", y más recientemente "Mística para una nueva era. De la teología dogmática a la conversión del corazón", publicado por DEsclée de Brouwer, 2003.

Este autor, en sus libros, cita abundantemente a Thomas Merton.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.