Seguidores

sábado, 22 de diciembre de 2007

La voz de Isaías.


“Ay de los que llaman al mal bien y al bien mal,que tienen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas,que tienen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo.

Ay de los valientes para beber vino,y los aguerridos en mezclar licores;de los que por soborno absuelven al culpabley niegan la justicia al inocente.”…

“Vagará afligido y hambriento,y rabioso de hambre maldecirá a su rey y a su Dios.Volverá la cabeza a lo alto y mirará a la tierra:encontrará aprieto y oscuridad sin salida,angustia y tinieblas persistentes.…

“Pero el pueblo que caminaba en tinieblas vio una gran luz,a los que habitaban en tinieblas y en sombra de muerte una luz les brilló.

Acreciste la alegría, aumentaste el gozo:se gozan en tu presencia, como gozan al cosechar,como se alegran al repartirse un botín.

Porque la vara del opresor,el yugo de su carga,el bastón de su hombro,los quebrantaste como en el día de Madián.

Porque la bota que pisa con estrépito y la capa empapada en sangre,serán combustible y pasto del fuego.…

“Porque un niño nos ha nacido,un hijo se nos ha dado, lleva al hombro el principado, y es su nombre:Maravilla de Consejero…Padre Perpetuo,Príncipe de la Paz.

Para dilatar el principado con una paz sin límites…

Para consolidarlo y sostenerlo con la justicia y el derecho,desde ahora y por siempre.

El celo del Señor lo realizará.”

(Isaías 5,20-23. 8,21-22.9,1-6)

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.