Seguidores

lunes, 31 de marzo de 2014

LA ASCESIS EMPIEZA POR LA PROPIA ACEPTACIÓN

"El signo de una ascesis enfermiza aparece cuando el ser humano se enfada consigo mismo. Lucha contra sí mismo, porque no puede asumir lo que ha descubierto en su interior. Una ascesis sana parte siempre de la aceptación de uno mismo. Solo puedo transformar lo que he aceptado. Sólo puedo avanzar si acepto ante mí mismo dónde me encuentro. Hay personas que se identifican con altos ideales. Se las puede comparar con aquellos que cuelgan de una barra fija sin tocar el suelo. Pueden hacer todos los esfuerzos que quieran, pero nunca subirán más arriba. La causa del duro juicio que tienen de sí mismas radica en que las personas no han descubierto la imagen de Dios en ellas y persiguen una imagen ideal que se han fabricado. Sólo cuando reconozca que me encuentro en el nivel más bajo, puedo subir paso a paso.
 La ascesis insana parte de ideales externos, sin tener en cuenta la estructura del alma humana. Violenta el alma y el cuerpo. La ascesis sana, por el contrario, ejercita lo que hay y extrae de dentro las fuerzas que Dios ha depositado en nosotros. Tiene en cuenta la psique humana y trabaja en ella para que llegue a ser sana e íntegra"-

Anselm Grün
"Un largo y gozoso camino. Las claves de mi vida"
Sal Terrae, 2004

UN MONJE COMPASIVO Y PARADÓJICO... 2

En junio de 1951 Merton fue designado para un nuevo puesto en la comunidad. Había unos treinta monjes jóvenes preparándose para el sacerdocio, y por eso se creó el cargo de maestro de estudiantes, cargo que ocupó Merton. Él afrontó este nuevo oficio sintiéndose como un pato en el agua. Había buscado un sentimiento de familia ya desde la muerte de su madre, cuando tenía él seis años, y desde la muerte de su padre, cuando tenía quince años. Quizá lo echaba de menos incluso antes, cuando habla del severo espíritu de su madre, y cuando tras la muerte de ésta su padre lo retuvo con él por temporadas y otras lo envió con sus abuelos de Nueva York. Su padre estaba más preocupado por su profesión artística y también por su relación sentimental con Evelyn Scout. Merton expresa sus sentimientos: “sin familia, sin patria, sin padre…sin Dios, sin cielo, sin gracia.”

Muchas de sus travesuras mientras estaba en la escuela, bien en Francia o Inglaterra o Nueva York, pueden ser consideradas como fútiles intentos de encontrar braceando una familia donde no la había. Incluso después de su conversión e ingreso en el monasterio, las estrictas reglas de silencio y los ideales de soledad impidieron cualquier sentimiento profundo de pertenencia. Sin embargo, en su nuevo cargo fue a la vez padre y hermano de un grupo de monjes jóvenes que miraban hacia él para su formación.

Merton describe en sus diarios su reacción ante el nuevo encargo recibido: Ahora que soy un director espiritual tengo que vivir más allá de mis propios límites en las almas de quienes Dios ha puesto bajo mi cuidado.” Así, pues, esta nueva postura tuvo su influencia en Merton y su desarrollo. Después de unos cuantos meses, escribía: “Hace seis meses que soy maestro de estudiantes; he contemplado sus corazones y he tomado sus cargas sobre mí… No sé si ellos han descubierto algo nuevo, o sin son capaces de amar más a Dios, o si le he ayudado en alguna manera a encontrarse a sí mismos, lo que quiere decir a perderse a sí mismos; pero sí sé lo que he descubierto: el tipo de trabajo, al que una vez tuve miedo porque yo pensaba que podría interferir con la “‘soledad”, es, de hecho, el único camino hacia la soledad.”

Más adelante decía: “¿Cuál es mi desierto? Su nombre es compasión... No existen fronteras que controlen a los moradores de esta soledad en la cual yo vivo solo… perteneciendo a todos y a nadie… porque Dios está conmigo y se asienta en las ruinas de mi corazón, predicando el evangelio a los pobres… ¿Supones que yo tengo una vida espiritual? No, no la tengo. Yo soy indigencia, soy silencio, soy pobreza, soy soledad, porque he renunciado a la espiritualidad para encontrar a Dios y es Él quien predica en voz alta en lo profundo de mi indigencia… Compasión. Te tomo por mi Señora. De la misma manera que Francisco desposó a la Pobreza, yo te desposo a ti, Reina de los eremitas y Madre de los pobres”.

Este espíritu de compasión llenaría el corazón de Thomas Merton durante el tiempo de su permanencia en el monasterio y se manifestaría en todo lo que escribió y enseño durante esos años. Sólo después de otros seis meses Merton compuso la bellísima meditación que algunos han calificado como lo mejor de sus escritos:

“La voz de Dios se oye en el Paraíso: “Lo que era vil se ha vuelto precioso. Lo que ahora es precioso no fue nunca vil… Lo que era cruel se ha vuelto misericordioso. Lo que ahora es misericordioso no fue nunca cruel. Yo siempre he eclipsado a Jonás con Mi misericordia, y no conozco en absoluto la crueldad. ¿Me has visto alguna vez, Jonás, hijo mío?
 Misericordia sobre misericordia sobre misericordia. He perdonado al universo sin medida, porque nunca he conocido el pecado.
Lo que era pobre se ha vuelto infinito. Lo que es infinito no fue nunca pobre. Para mí la pobreza siempre ha sido algo infinito: no amo a los ricos…
Lo que era frágil se ha vuelto poderoso. Yo amé lo que era máximamente quebradizo. Me preocupé de lo que no era nada. Toqué lo que carecía de sustancia y, en el interior de lo que no era, yo soy”.”

Merton toca aquí los que él llama la “paradoja” de su vida. Por eso escribió:

Es en la misma paradoja, la paradoja que fue y es todavía una fuente de inseguridad, donde he llegado a encontrar la más grande seguridad. Me he convencido de que las reales contradicciones de mi vida son en cierto sentido signos de la gracia de Dios para conmigo… Paradójicamente, he encontrado paz porque siempre he estado insatisfecho. Mis momentos de depresión y desánimo se han transformado en renovaciones, nuevos comienzos. Toda vida tiende a crecer así, en el misterio envuelto en paradoja y contradicción, bien centrado, en lo más íntimo del corazón, en la divina misericordia". (Continúa...)

Thomas Merton:
Un monje compasivo, un hombre paradójico
(James Conner, ocso)

viernes, 28 de marzo de 2014

SEMILLAS QUE ESPERAN...

“La semilla de la vida de perfección se planta en cada alma cristiana en el bautismo, pero la semilla tiene que crecer y desarrollarse antes de recogerse la cosecha. Sin embargo, hay miles de cristianos que pueblan la faz de la tierra llevando en sus cuerpos al Dios infinito a quien, prácticamente, desconocen.
Las semillas de contemplación y de santidad han sido plantadas en estas almas, pero sólo están ahí inmóviles, no germinan ni crecen; en otras palabras, la gracia santificante se encuentra en la esencia de sus almas, pero éstas nunca rebosan de ella de modo que las inflame, las empape y tome posesión de sus facultades, de su intelecto y de su voluntad”. 

Thomas Merton
Meditación y contemplación

jueves, 27 de marzo de 2014

UN MONJE COMPASIVO Y PARADÓJICO

Thomas Merton:
Un monje compasivo, un hombre paradójico
(James Conner, ocso)

Ingresé en la Abadía de Getsemaní en 1949, el mismo año en que Merton fue ordenado sacerdote. Por lo tanto tuve la gracia de vivir y trabajar con él durante diecinueve años. Siempre he dicho que él fue uno de los más grandes dones de mi vida. Me enseñó no sólo cómo ser monje, sino también cómo descubrir quién era yo y quién me llamaba Dios a ser. Uno de los grandes dones de Merton era precisamente su humanidad. Era capaz de ser una persona espiritual sin sacrificar nada de su propia humanidad. De hecho uno de los libros que enseguida me recomendó fue uno muy breve titulado Holiness is Wholeness.1 Esto era algo muy importante en Getsemaní por aquel tiempo. El jansenismo francés había influenciado bastante la reforma de La Trapa, la Orden de los Trapenses en general, y Gethsemaní en particular. En aquellos años la vida monástica era considerada más como una vida de penitencia que de contemplación.

El hecho de que Merton hubiera estudiado en la universidad de Columbia y hubiera enseñado en el Colegio de St. Bonaventure significaba que estaba habituado a investigar en las fuentes de los temas que estudió o enseñó. Y este empeño lo conservó a lo largo de su vida monástica. Poseía un buen conocimiento del latín y del francés, y por eso era capaz de poder localizar y leer documentos primitivos tanto de monacato como de espiritualidad. Debido a esto, el Abad Dom Frederic Dunne le designó para que preparara una serie de breves estudios sobre los primeros santos cistercienses y hombres y mujeres virtuosos. En 1950 el nuevo Abad, Dom James Fox, le pidió que diera una serie de conferencias a los novicios.

Todavía no era maestro de novicios. El material para estas conferencias lo sacó de Josef Goldbrunner, Holiness Is Wholeness (New York: Pantheon, 1955). las fuentes primitivas del monacato, pues había investigado sobre éstas. Estas conferencias eran muy apreciadas por los novicios, debido tanto al tema elegido como al modo de presentación. Los temas los llevaba siempre muy bien preparados; pero era capaz de inyectarles su propio estilo humorístico y así hacerlos interesantes.

Después de varios meses el maestro de novicios se quejó de que Merton estaba dando más su propia doctrina más que la enseñanza tradicional. De hecho la realidad era lo contrario. Lo que Merton estaba ofreciendo era la auténtica historia monástica; lo que pasaba es que todo ese material histórico había sido preterido durante años para sobreponer y destacar fuentes de espiritualidad más populares, particularmente los escritos de santa Teresa de Lisieux. También el espíritu de la Orden se había movido desde la primacía de la contemplación a la primacía de la penitencia y la austeridad. Detrás de todo esto, sin embargo, había también cierta cortedad por parte del maestro de novicios. Estaba molesto al ver el éxito que tenía Merton entre los novicios y pensó que eso estaba haciendo daño a su influencia en ellos...
(Continúa)

martes, 25 de marzo de 2014

HAZ LO QUE HACES

"Todavía recuerdo uno de mis profesores de Sagrada Escritura durante mis años de seminario. Cosa curiosa, lo que recuerdo de él no es lo que me enseñó de Sagrada Escritura, sino una cita de la Imitación de Cristo, que solía repetirnos. Son tres palabras en latín: Haz lo que haces (Age quod agis). Dichas palabras eran una recomendación para que pusiéramos por lo menos una atención ordinaria a la clase, aquella clase en que muchos alumnos hacían otras cosas, menos estudiar la Sagrada Escritura. Haz lo que haces significa: haz lo que se supone que estás haciendo en este momento y no otra cosa.
 Haz lo que haces es un importante principio de la vida espiritual. Necesitamos hacer lo que estamos haciendo. Alguien podría replicar: ¿no es eso una perogrullada?, ¿No estamos haciendo siempre precisamente aquello que estamos haciendo? No. No es una repetición tonta. Desgraciadamente en muchos casos, cuando estamos haciendo algo, no estamos haciendo eso mismo... Parece que lo estamos haciendo, pero realmente estamos haciendo otra cosa...
Thich Nhat Hanh cuenta que un día fue a verlo Jim Forest, el lider de la Sociedad Internacional de Reconciliación. Cenaron los dos. Nhat Hanh acostumbraba lavar los platos antes de servir el te y el postre, y Jim se ofreció a hacerlo, mientras su anfitrión preparaba el te. Pero Nhat Hanh le dijo: Se me hace que tú no sabes lavar los platos... Jim soltó la risa y le dijo: Claro que sí sé lavar los platos. Los he lavado toda mi vida. Pero el monje replicó: No, Jim, tú estarías lavando los platos para tomar el té y el postre. Así no se lavan los platos. Hay que lavar los platos para lavar los platos...".
Pienso que en esta sencilla afirmación hay una sabiduría más profunda que lo que a primera vista captamos: Hay que lavar los platos para lavar los platos. Es lo mismo que dice la Imitación de Cristo: Haz lo que haces".

William H. Shannon
"Silencio en Llamas".

viernes, 21 de marzo de 2014

ASCESIS ES EJERCICIO

"Para los griegos, la ascesis es ejercicio, adiestramiento. La palabra procede del mundo del deporte y del mundo militar. Tanto los deportistas como los soldados se adiestran. De ellos tomaron los filósofos y los teólogos el término, al que dieron un sentido espiritual. El ser humano también puede adiestrarse en actitudes interiores; por ejemplo, en el dominio de uno mismo, en la valentía, en la mesura o en la justicia. La ascesis presupone una imagen positiva del ser humano: éste no está determinado sencillamente por su pasado. Cualquiera puede trabajar en él. El ser humano puede adiestrarse en el desarrollo de su libertad interior; adquirir determinadas actitudes a través del ejercicio.
 Hoy domina más bien una visión pesimista y quejumbrosa: No se puede hacer nada. Ésa es la conclusión a la que he llegado.  En dicha actitud se prefiere culpar a otras personas. Ellas son culpables porque tienen tales o cuales propiedades, opiniones e ideas, y por eso no nos comprenden. Alguien se lamenta de haberse quedado corto y no haber prosperado como otros en la vida. Pero se niega a asumir la responsabilidad de sus acciones. ASCESIS significa: me reconcilio con aquel que he llegado a ser. Pero también tengo ganas de crecer y trabajar en mí mismo para desarrollar las facultades que Dios me ha regalado".

Anselm Grün
"Un largo y gozoso camino. Las claves de mi vida"
Sal Terrae, 2004

martes, 18 de marzo de 2014

MUJERES BÍBLICAS

 Justo al acabar de colgar en el blog la entrada "Cinco nombres para la Cuaresma" me dije: los cinco son hombres. Si bien los modelos bíblicos pertenecen a un mundo patriarcal, y sabiendo esto podemos aprovecharlos por igual hombres y mujeres, me quedé pensando en el tema, y creció el deseo de otros nombres, esta vez femeninos, que reivindiquen lo femenino en este itinerario espiritual. Así, pensé que Adán iba con Eva; Abraham con Sara; Moisés con  María y Séfora; David con Mical o Betsabé. También la historia bíblica recoge nombres femeninos, válidos para pensar y caminar la Cuaresma...

EVA:  la primera mujer. creada a imagen y semejanza de Dios. El hombre al ver la compañia que Dios le ha dado reconoce en la mujer su propia plenitud. La responsabilidad por el pecado es compartida entre ambos, pues por los verbos empleados en el texto todo indica que en el diálogo entre la serpiente y la mujer, el hombre también se hallaba presente. Lamentablemente toda la simbología de estos relatos creacionales ha sido interpretada en detrimento de la figura de Eva, justificando prejuicios contra las mujeres de todas las épocas. Pero Eva es la vida.

SARA:  La vida de Sara aparece muy ligada siempre a la de su esposo; ella también lo deja todo para ponerse en camino. El relato resalta su belleza, frente a la actitud cobarde de Abraham, que la utiliza en su propio beneficio, lastimando su dignidad. También su esterilidad es una carga con la que Sara ha de vivir. La Primera Carta de Pedro la pone como ejemplo de mujer sumisa y obediente, pero Sara es más que eso.  Es una mujer con agallas, que soportó la dureza del exilio, la esterilidad, el abandono, pero que también defendió con valentía su lugar en la historia cuando se sintió amenazada. Hay otra mujer en la historia de Abraham, AGAR, la esclava, víctima de intrigas, es utilizada por unos y por otros, pero sabe atender la voz de Dios en su interior.

MARÍA, la hermana de Moisés: Muchas mujeres acompañan en la Biblia la existencia de Moisés, desde  antes incluso de que este naciera. Sifrá y Puá, las parteras; Jocabed, su madre; María, su hermana; Séfora, su esposa. María, hermana de Moisés, desempeña un papel muy importante en la liberación de su pueblo, y se le llama "profetisa" en la Escritura, es decir, que también ella hablaba de parte de Dios. Aparece siempre sola, pero activa y decidida. Séfora también se destaca cuando salva a Moisés en un pasaje de difícil comprensión, vinculado a la circuncisión.

MICAL y BETSABÉ: mujeres de David; la primera, utilizada para lograr el favor político; la segunda sacada de su matrimonio por puro capricho de poder. Las dos, víctimas de una sociedad en la que no tenían apenas derechos. Pero cada una intenta sobrevivir a su desgracia, y Betsabé bajo el reinado de su hijo Salomón, ocupó un lugar importante en la corte. No son mujeres débiles, pero a la primera se la denigra, y a la segunda no se le da voz.

En el libro de Ezequiel no aparecen mujeres, pero es curioso que sí aparezcan dos imágenes femeninas: una leona y una vid, para ofrecer su mensaje de parte de Dios Resalta el profeta la figura de la madre, que cría y prepara a sus hijos para la vida; en el segundo caso, la vid, frondosa y fecunda, y luego arrancada y llevada al desierto. En el libro de OSEAS, otro de los profetas, la mujer adquiere valor de símbolo, y en el propio Ezequiel encontramos mujeres que profetizan dentro del pueblo.

 No son estos los únicos modelos bíblicos femeninos, sino apenas una pequeña muestra, que ha de servir de atención para leer la Escritura con nuevos ojos. Si bien es un relato fuertemente patriarcal el que hace el Antiguo Testamento, y en alguna medida también parte del Nuevo, las mujeres han estado presentes en la historia de la salvación de forma destacada, y hoy más que nunca necesitamos recuperar ese lugar para ellas en la Iglesia.


¿Ha hecho el Señor alguna diferencia entre el hombre y la mujer? En su amor no conoció ni conoce ninguna diferencia. Y parece que hoy llama a las mujeres, y además en gran número, para tareas muy específicas en su Iglesia”. 

(Edith Stein)

lunes, 17 de marzo de 2014

OBSTÁCULOS A LA CONCIENCIA DE DIOS

" He hablado sobre la conciencia que hemos de tener acerca de la presencia de Dios: estamos en Dios y somos uno con Él. Este es el sentido fundamental de la experiencia de la oración. Tener esta conciencia es experimentar nuestra unidad con Dios y con todas las cosas reales. Pero tenemos que enfrentarnos con un problema: no podremos lograr esta conciencia, esta experiencia de nuestra unidad con todo lo que existe, si no logramos un nivel más profundo de conciencia que aquel en el que ordinariamente vivimos".

Uno de los problemas de nuestra oración, que hemos de enfrentar, se refiere no tanto a lo que hacemos durante la oración, sino a lo que hacemos durante el resto del día. La atención con que nos preguntamos quiénes somos, en dónde estamos, qué estamos haciendo y por qué lo estamos haciendo... frecuentemente es una atención, semi-inconsciente. Thomas Merton decía: Tenemos todos los instrumentos para explorar toda clase de cosas, pero no podemos ver directamente lo que está justo ante nuestros ojos.

Nuestro ser se fragmenta y se divide, porque prestamos solamente una atención parcial a lo que está ante nuestros ojos. Esta fragmentación y divisibilidad nos impide juntar las piezas de nuestro ser durante la oración. En vez de recogernos (es decir, de tener todas las facultades de nuestro ser armonizadas en uno), estamos distraídos (es decir, nuestras energías están dispersas en tantas direcciones, que hemos llegado a perder el sentido de unidad). Si no sentimos una unidad fundamental dentro de nosotros mismos, difícilmente experimentaremos nuestra unidad con Dios. Lo cierto es que con frecuencia nos falta la atención ordinaria respecto de nuestro propio ser y de la realidad que nos rodea. Y esta atención ordinaria respecto de nuestra vida es lo que puede disponernos para una profunda conciencia de la presencia de Dios".

William H. Shannon
"Silencio en Llamas"

sábado, 15 de marzo de 2014

CINCO NOMBRES PARA LA CUARESMA

 Si tomamos la primera lectura bíblica de los cinco domingos de esta Cuaresma, encontraremos cinco nombres, cinco figuras que pertenecen a la tradición veterotestamentaria. Cada una de ellas simboliza algo particular, nos descubre una referencia concreta en este itinerario de renovación y crecimiento.

1. ADÁN: (Domingo primero)La figura de Adán es el símbolo bíblico del ser humano; la arcilla representa su fragilidad; el aliento que Dios sopla en él, su condición original, su parte divina. En Adán aparecen unidos tierra y cielo, carne y espíritu.

2. ABRAHAM: (Domingo segundo)Simboliza la vocación original de todo ser humano, la llamada interior; es una invitación a que prestemos atención a lo esencial, abandonando o poniendo en segundo plano seguridades y atajos, para ir a lo que realmente nos plenifica, representado en la PROMESA.

3. MOISÉS: (Domingo tercero)Simboliza la capacidad de liderar en la búsqueda de libertad, frente a las muchas esclavitudes que no nos dejan realizar plenamente nuestra vocación original. Es quien guía al pueblo en el desierto, quien garantiza la cercanía y fidelidad de Dios a través de su propia experiencia.

4. DAVID: (Domingo cuarto)Es el rey, figura de quien alcanza ya cierta madurez espiritual, cierta "realeza" , y se sabe elegido para un propósito, a pesar de sus muchas limitaciones. Es dueño de su destino, sabe reconocer sus errores y pedir perdón, pero sigue sintiéndose rey, y reconoce en todo lo que vive una Presencia salvadora.

5. EZEQUIEL: (Domingo quinto)Aparece en representación de los profetas. Es símbolo de capacidad para desafiar lo establecido, para mirar siempre más allá, infundiendo esperanza en los momentos oscuros, y viendo la vida donde no la hay.

 He leído a estas cinco figuras bíblicas como si manifestara cada una de ellas una parte de lo que somos todos. Puede ayudarnos a recorrer el camino hacia la Pascua.

jueves, 13 de marzo de 2014

TRABAJANDO EN EL CAMPO...

"Marzo es el mes de San Benito. Limpiando de espinos los terrenos rocosos por donde se está construyendo la nueva carretera, ayer terminé comprendiendo que entre su legado y yo podía haber relaciones de buena amistad. ¡Qué cansado estoy de ser un escritor! A los monjes les es muy necesario trabajar en los campos, bajo la lluvia, al sol, entre el barro, con la arcilla, expuestos al viento: éstos son nuestros directores espirituales y nuestros maestros de novicios. Ellos forman parte de nuestra contemplación. ellos nos infunden virtud. ellos nos hacen estables como la tierra donde vivimos. Todo eso no te lo puede dar una máquina de escribir".

Thomas Merton
Diarios
marzo de 1951

UN HOMBRE QUE PRETENDE SER ÁNGEL O ESTATUA...

"En realidad, yo he venido al monasterio para encontrar mi lugar en el mundo, y si no logro encontrar esto, estaré perdiendo mi tiempo en el monasterio.
 Para mí, sería un grave pecado llevar una vida de aparentes humildad en este monasterio, flagelarme, hacer penitencia -aunque en este momento no estoy tan delgado como me conviene- y, por otra parte, gastar mi tiempo maldiciendo al mundo sin distinguir lo que en él es bueno de lo que es malo.
 Las guerras son malas, pero las personas que se ven implicadas en ella son buenas, y yo no puedo hacer absolutamente nada por mi propia salvación o por la gloria de Dios si simplemente me aparto de la confusión en que vive la gente y me exhibo a mí mismo y escribo un libro diciendo: ¡Miren, yo soy diferente!. Hacer esto es morir, porque un hombre que pretende ser o un ángel o una estatua tiene que morir".

Thomas Merton
Diarios, 3 de marzo de 1951

martes, 11 de marzo de 2014

BUSCANDO UN POZO EN EL DESIERTO...

“Era el octavo día de la avería en el desierto y había escuchado la historia del vendedor, bebiendo la última gota de mi provisión de agua:
-¡Ah!-dije al pequeño príncipe- ¡Son muy bellos tus recuerdos, pero todavía no he reparado mi avión y ya no tengo qué beber, y me sentiría feliz, yo también, si pudiera ir muy dulcemente hacia una fuente!
Pero él seguía hablando de la zorra y la amistad. Y yo pensé: “no mide el peligro”.
Pero me miró y respondió a mi pensamiento:
-Yo también tengo sed…Busquemos un pozo.
-Entonces ¿Tú también tienes sed?
No respondió a mi pregunta. Solamente me dijo:
-El agua también puede ser buena para el corazón….
Y siguió después:
-El desierto es bello.
Y era verdad. Siempre amé el desierto. Uno puede sentarse sobre una duna de arena. No se ve nada. No se oye nada. Y, sin embargo, algo resplandece en silencio.
- Lo que embellece el desierto –dijo el pequeño príncipe- es que esconde un pozo en cualquier parte.
Me sorprendí al comprender de pronto el misterioso resplandor de la arena.
-¡Sí!- dije- ya se trate de la casa, las estrellas o el desierto, lo que los embellece es invisible.
Como el pequeño príncipe se durmió, lo tomé en mis brazos y me puse nuevamente en camino. Estaba emocionado. Me parecía llevar un frágil tesoro… y me dije: Lo que veo aquí no es más que apariencia, lo más importante es invisible. Y caminando así, descubrí el pozo al clarear el día.

El pozo al que llegamos no se parecía en nada a los pozos del Sahara. Los pozos del Sahara son simples agujeros cavados en la arena. Este parecía un pozo de pueblo. Pero allí no había pueblo alguno, y yo creía soñar. Es extraño –dijo el pequeño príncipe- todo está preparado: la roldana, el cubo y la soga… Y rió. Tocó la soga, e hizo girar la roldana. Y la roldana gimió como gime una vieja veleta cuando el viento ha dormido mucho tiempo.
-¿Oyes? –Dijo el pequeño príncipe- hemos despertado este pozo y él canta
Lentamente levanté el cubo hasta el brocal. Lo puse en firme. En mis oídos seguía el canto de la roldana y en el agua que temblaba todavía vi estremecerse el sol.
- Tengo sed de esta agua –dijo el pequeño príncipe- dame de beber.
- Y comprendí lo que él había estado buscando.
Levanté el cubo hasta sus labios. Todo era dulce como una fiesta. Esta agua era mucho más que un alimento. Había nacido de la marcha bajo las estrellas, del canto de la roldana, del esfuerzo de mis brazos. Era buena para el corazón como una dádiva.
- Los hombres de tu tierra no encuentran lo que buscan – dijo el pequeño príncipe- Es que los ojos son ciegos. Hay que buscar con el corazón”.


Tomado de: "El pequeño príncipe"
Antoine de Saint-exupéry

lunes, 10 de marzo de 2014

UNA IDEA ALARMANTE....

Luego de recibir el bautismo católico, la vida de Merton trascurrió entre momentos de intensa devoción, una conciencia progresiva de la vaciedad de su vida y las viejas costumbres que compartía con sus amigos: juergas, bebidas, mujeres, búsquedas intelectuales, intentos de llegar a ser un escritor famoso. Eran años de tensión para el mundo los que precedieron al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Merton pide a Dios la publicación de su libro, y Dios responde con algo mejor: le devuelve su vocación, el deseo de ser sacerdote. 
Es en medio de unos días en los que compartía con un grupo de amigos que aspiraban a ser escritores cuando llegaría a la mente de Merton el deseo de ser sacerdote; no mientras oraba, sino sentado en el suelo, una tarde de resaca, desayunando con sus amigos; comieron, conversaron, fumaron. Y nos dice Merton:


"En alguna parte, en medio de todo esto, una idea se me había ocurrido, una idea que era alarmante y bastante trascendente por sí misma, pero mucho más asombrosa en tales circunstancias. Tal vez muchos no creerán lo que iba a decir. Mientras estábamos allí en el suelo oyendo discos y tomando este desayuno surgió la idea: Voy a ser sacerdote.
 No puedo decir qué la provocó: no era una reacción de repugnancia especialmente intensa por estar cansado y desinteresado en esta vida que llevaba, a pesar de su inutilidad. No era la música, ni el aire de otoño, pues esta convicción que se había instalado de repente en mí, ya madura, no era algo morboso y obsesionante como siempre es una tendencia emocional. No era un objeto de pasión o capricho. Era una atracción fuerte, dulce, profunda e insistente que de súbito se dejó sentir, pero no como un movimiento de apetito hacia ningún bien sensible. Era algo en el orden de la conciencia, un sentimiento nuevo, profundo y claro, de que esto era lo que realmente debía hacer.
 Cuánto tiempo estuvo la idea en mi mente antes de que la expresara, no puedo decirlo. Pero dije al azar:
- ¿Saben?, creo que debiera ingresar en un monasterio y hacerme sacerdote".

Thomas Merton
"La montaña de los siete círculos"
EDHASA, 383-384.

EN DEFENSA DE DIOS

"Tenemos tendencia a querer dominar y domesticar la alteridad de Dios".

"A pesar de nuestra brillantez científica y tecnológica, nuestro pensamiento religioso es, a veces, extraordinariamente subdesarrollado, incluso primitivo".

"De nada sirve sopesar magistralmente las enseñanzas de la religión para juzgar su verdad o falsedad, antes de embarcarse en un modo religioso de vida".

"El lenguaje tiene límites que no podemos atravesar. Cuando escuchamos críticamente nuestros intentos balbuceantes de expresarnos, nos hacemos conscientes de una alteridad inexpresable".

"El ateísmo rara vez fue una negación global de lo sagrado per se, sino que casi siempre ha rechazado una concepción particular de lo divino".

"Muchas personas están desconcertadas e incluso enfadadas por el concepto de Dios que han heredado".

"Todas las religiones del mundo insisten en que la espiritualidad verdadera debe expresarse consecuentemente en la compasión ética, en la capacidad de sentir con el otro". 

"Puesto que Dios es infinito, nadie puede tener la última palabra".

"Las disputas sobre religión son contraproducentes y poco favorables a la iluminación".

"Una de las condiciones de la iluminación ha sido siempre la disposición a abandonar lo que pensamos saber para apreciar verdades que nunca habíamos imaginado".

Karen Armstrong
"En defensa de Dios".
PAIDÓS




sábado, 8 de marzo de 2014

EL CRISTO TENTADO DE MATEO

El Cristo Tentado de Mateo: “Cristo, verdadero Israel. El relato aquí parece un verdadero duelo de escribas, por la frecuencia de citas del Antiguo Testamento que jalonan el curso de la narración, y que utilizan los dos oponentes como instrumento de lucha. Así tenían lugar los duelos rabínicos de entonces. Y aquí Jesús aparece como un mejor conocedor de la Escritura que el diablo. Observando los textos comprendemos que Mateo quiere enlazar la tentación de Jesús con las tentaciones de Israel en el desierto, acorde con todo el plan de Mateo en su evangelio. Hay una evidente continuidad entre bautismo de Jesús y tentaciones: “Tú eres mí Hijo” por parte de Dios, y luego “Si en verdad eres hijo”, de parte del diablo. La idea de la filiación divina de Jesús es central en este evangelio. 
Los Padres de la Iglesia comprendieron la importancia espiritual de este vínculo mateano entre Israel y Jesús (NT: vuelta de Egipto, bautismo y tentación, vs. AT: Salida de Egipto, paso del mar rojo, estancia en el desierto). Cristo tentado asume y cumple la “figura israelis”, y Justino ve en la lucha entre Jacob-Israel y el ángel un anuncio de las tentaciones de Cristo. Mateo pretende mostrarnos que las enseñanzas que Israel ha sacado de sus tentaciones se han hecho fructíferas en Jesús, y de ahí Jesús es aquel en quien la historia de Israel confluye, es el la plenitud de Israel, el nuevo y verdadero Israel. Según esta tipología de Mateo, Jesús ha de ser tentado, y la ocasión inmediata es la misma que tuvo el pueblo de Dios: el hambre. El diablo aprovecha la ocasión para incitar a Jesús a cambiar en pan las piedras. Pero es Jesús quien a de clarificarse a sí mismo en que consiste su filiación divina. Al responder Jesús se identifica con Israel en el desierto, y en lugar de la queja, ofrece la confianza ( Escribió Orígenes: “Por la respuesta del Señor parece que se sometió a lo penoso del maná, manjar del cielo, y sufrió hambre para llenarse del todo de la fuerza de ese alimento”) El maná es la Palabra que Dios ha dirigido a su pueblo, o a su Hijo en el bautismo, y Jesús vive de esa palabra que le viene del cielo, y que le ha establecido como Hijo; el diablo quería demostrarle que andaba por su cuenta, que Dios no se ocupaba de él. La respuesta de Jesús dice: yo me fío totalmente de esa palabra, y por eso es que entonces se “transforman las piedras”: multiplicación de los panes. La segunda ronda de la lucha entre Jesús y el diablo lleva también la marca de la Escritura: el oponente vencido por la Escritura, se vale de ella para la segunda tentación. Si Jesús hubiera secundado la propuesta del tentador habría sido blasfemo, pues se le propone demostrar su cualidad de Hijo; pero así como el pueblo en el desierto provocó a Dios (Dt 6, 16 y Ex 17, 1-7) Jesús como el Israel verdadero se atiene con obediencia incondicional a la voluntad de Dios. Aquí Jesús se muestra como alguien que, en pleno conflicto, se atiene inconmovible a la voluntad de Dios, que le llega en la palabra. Importante este texto para los Padres, pues revela el vínculo de Cristo con la Escritura, el AT, y el recto uso de la Palabra de Dios. Finalmente la tercera ronda de duelo entre Cristo y Satanás tuvo lugar en un monte muy alto. El diablo cambia de táctica, y trueca el ataque por un ofrecimiento Descubrimos aquí el paralelo con Dt 6, 13-15, y Ex 32, 8, cuando el pueblo abjuró de Dios para irse tras los ídolos. Aquí se habla del dominio del mundo: Satanás domina matando, Cristo salvando, dando vida. Satanás le ofrece un camino corto, Jesús elige uno largo: la cruz, la pasión. Dirá San Pablo: 1 Corintios 6, 20.

jueves, 6 de marzo de 2014

TIEMPO DE PIES DESCALZOS

"El miércoles de Ceniza, el comienzo del ayuno cuaresmal, es un día de felicidad, una fiesta cristiana. No puede ser de otro modo, ya que forma parte del gran ciclo pascual".

"Hemos de recordar el significado original de la Cuaresma, como ver sacrum, la sagrada primavera de la Iglesia en que los catecúmenos se preparaban para su bautismo, y los penitentes públicos se disponían con sus penitencias para ser devueltos a la vida sacramental en comunión con el resto de la Iglesia".

"Hay alegría en el saludable ayuno y en la abstinencia del cristiano que come y bebe menos, para que su ánimo esté más claro y receptivo para asimilar el sagrado alimento de la palabra de Dios, que la Iglesia entera anuncia y medita en la liturgia de cada día a lo largo de Cuaresma".

“En algunas comunidades monásticas, los monjes se acercan descalzos a recibir la ceniza. Andar descalzos es una cosa alegre. Es bueno sentir el suelo o la tierra bajo los pies. Es bueno que la iglesia entera esté callada, llena del rumor de hombres que andan sin zapatos. Uno se pregunta por qué llevamos cosas tales como los zapatos. La oración es mucho más significativa sin ellos. Sería bueno quitárselos en la iglesia siempre. Pero quizá eso le parecería fantástico a los que han olvidado tales satisfacciones elementales. Algunos se podrían resfriar sólo de pensarlo… así que volvamos a la liturgia”.

"La liturgia del Miércoles de Ceniza no se enfoca en la pecaminosidad del penitente, sino en la misericordia de Dios... Las cenizas marcan todo nuestro ser con la misericordiosa bendición de Dios".

Thomas Merton
"Tiempos de celebración"

 

miércoles, 5 de marzo de 2014

PROYECTO CUARESMA 2014

Propuesta de proyecto cuaresmal 2014

«Ningún acto de virtud puede ser grande si de él no se sigue también provecho para los otros... Así pues, por más que te pases el día en ayunas, por más que duermas sobre el duro suelo, y comas ceniza, y suspires continuamente, si no haces bien a otros, no haces nada grande»
(San Juan Crisóstomo)

Propósito general

Vivir la cuaresma a la luz del Evangelio de cada domingo (No hay mejor retiro que seguir la propuesta litúrgica de la Iglesia), y con el auxilio de un maestro, San Juan de la Cruz.

Propósitos específicos

Profundizar mi relación con el Dios de Jesucristo y dejarnos transformar por él.

Revisar cuales son los principales obstáculos con los que nos encontramos en nuestra vida cotidiana como creyentes.

Motivar el encuentro con Jesús por medio de los hermanos, y sus necesidades concretas, en especial en los más pobres o marginados.

Estrategias

1. Meditando el Evangelio de cada domingo durante la semana, partir de la lectura comunitaria para hacer una lectura personal.

2. Promoviendo la experiencia de Dios por medio de la oración y la vivencia de los sacramentos, en especial del la Eucaristía y la penitencia.

3. Elegir un libro como lectura espiritual para este tiempo

4. Comprometernos en alguna labor caritativa o solidaria.

5. Siendo testimonio para la gente que nos rodea, con nuestras actitudes y modo de vivir. 

6. Organizar un retiro como comunidad, tanto con los aspirantes como los frailes (Yo propondría hacerlo juntos).



Temas para la reflexión según el evangelio de cada semana y una frase de San Juan de la Cruz que acompaña dicho tema.

1. Las tentaciones (Desierto)

2. Transfiguración (Montaña)

3. La mujer samaritana (Agua)

4. El ciego de nacimiento (Luz)

5. Resurrección de Lázaro (Vida)

6. Retiro (Hacer resumen de todo el camino, mirando a las celebraciones que siguen)

Frases de San Juan de la Cruz para cada semana

1. Las tentaciones (“La virtud y fuerza del alma en los trabajos de paciencia crece y se confirma”) 

2. Transfiguración (“El que de los apetitos no se deja llevar, volará ligero según el espíritu, como el ave a que no falta pluma”) 

3. La mujer samaritana (“El alma enamorada es alma blanda, mansa, humilde y paciente”) 

4. El ciego de nacimiento (“En la tribulación acude luego a Dios confiadamente y serás esforzado y alumbrado y enseñado”). 

5. Resurrección de Lázaro (“A la tarde te examinarán en el amor; aprende a amar como Dios quiere ser amado y deja tu condición”).


Jesús Romero y Manuel Valls.

martes, 4 de marzo de 2014

"DORADAS SEMILLAS DE DIOS"... frases de ALFRED DELP

Alfred Delp (1907-1945) fue un jesuita ejecutado por los nazis. Durante los meses que estuvo en prisión, escribió una serie de meditaciones sobre el Adviento, el Padrenuestro, las tareas de la humanidad y de la Iglesia del futuro, el sentido de la felicidad y otros temas espirituales. Estas han sido publicadas recientemente por Sal Terrae, bajo el título de "Escritos desde la prisión", con prólogo de Thomas Merton. Aquí traemos una selección de frases cortas tomadas de ese libro, que recomendamos a los lectores del blog...

"Creer en la doradas semilla de Dios, esparcida por los ángeles y ofrecida siempre a los corazones receptivos, es lo primero que el ser humano debe hacer por su vida. Y lo segundo es ir él mismo en los días grises como mensajero portador de un mensaje".

"En la vida del hombre tiene la alegría mucho que ver con Dios".

"La gran conversión transformará el desierto en un lugar sagrado para el hombre".

"Las verdades teológicas necesitan hacerse posesión vivida de manera concreta".

"El ser humano llega precisamente a ser él mismo allí donde se reconoce como el lugar en el que habita el Ser más alto y luminoso".

"Pertenece a la esencia del hombre tratar de superarse".

"Dios no impone a nadie por la fuerza su salvación".

"La libertad es el aliento de la vida".

"El ser humano y el cristiano en concreto deben conocer su compromiso por la historia y con la historia".

"La palabra de Dios no está encadenada ni siquiera cuando todos los valores humanos yacen bajo las cadenas del miedo y de la angustia, del desaliento y el cansancio y del afán de compromiso".

"Todas las cosas están consagradas y son especiales misterios, debido a la cercanía de Dios y a la intimidad con Dios de la existencia".

"Los tiempos y las cosas llevan la carga de las bendiciones divinas".

"Sé muy bien que a menudo la Iglesia no solo se eclipsa a sí misma, sino que se interpone ante la luz, impidiendo ver a Dios".

"Algunos creen en todo: en cada ceremonia, en cada costumbre; en lo único que no creen es en el Dios vivo".

"Sin un mínimo de sano humanismo, de verdadera dignidad humana y de sustancia humana cultivada, no puede el hombre ser digno de Dios".

domingo, 2 de marzo de 2014

CAMINO DE AMOR Y LIBERTAD

“La vida espiritual consiste en vivir bajo los ojos amorosos de Dios y sentir en mí no sólo el amor hacia los seres humanos sino hacia Dios, el Único que puede satisfacer los deseos existentes en cada amor humano… se trata de vivir una espiritualidad que experimenta a Dios con el corazón y todos los sentidos y que desea encontrar en Dios paz y vida abundante”.

"Puedo sólo ser uno conmigo mismo cuando soy uno con Dios, el fundamento de mi vida. Al mismo tiempo, en la unidad con Dios se expresa mi mayor dignidad como ser humano. No estoy solamente llamado a cumplir con los mandamientos de Dios. Puedo elevarme en el éxtasis del amor y ser uno con Dios. Por otro lado, experimento a Dios como aquel que me ama incondicionalmente. En la presencia de Jesús me encuentro con un Dios amoroso y tierno, otro que en mi anhelo de un amor eterno me agrada y atrae”.

“No debemos dejarnos determinar por leyes, sino sólo por el Espíritu de Cristo, el cual también siempre es el Espíritu del amor. No debemos dejarnos atribular por los propios cargos de conciencia, pues a menudo provienen de una educación medrosa y estrecha. El cristiano es libre. El mundo ya no tiene poder sobre él. No debe preguntarse constantemente si será sancionado cuando hace algo que está en contra de las normas de sus padres o de sus normas interiores. Sin embargo, no debe hacer de su libertad una ideología. La verdadera libertad consiste en que puedo distanciarme también de ella”.

Anselm Grün

sábado, 1 de marzo de 2014

CONTEMPLACIÓN Y SIMPLICIDAD

"La contemplación no sólo es real, sino que he insistido en su simplicidad, sobriedad y humildad, y en su integración a la vida cristiana normal... La experiencia mística sobrenatural es, al menos teóricamente, posible en todas partes y está al alcance de cualquier persona de buena conciencia que busque la verdad sinceramente y que responda a las inspiraciones de la gracia divina. No hay que exagerar ni distorsionar o revestir de una apariencia grandiosa el hecho contemplativo. Este es algo esencialmente sencillo y humilde".

"Nadie debería albergar la menor aspiración contemplativa si no está dispuesto a asumir, antes que nada, las labores y obligaciones normales de la vida moral. La contemplación no es una especie de atajo mágico y facilón para acceder a la felicidad y a la perfección. Y con todo,puesto que nos pone en contacto con Dios en una relación yo-tú de amistad vivida misteriosamente, necesariamente conlleva la paz que Cristo prometió y que "el mundo no puede dar". El contemplativo es aquel que ha encontrado lo que todo el mundo busca de una u otra forma".

Thomas Merton

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.