Seguidores

lunes, 15 de octubre de 2007

Desde Brasil.

Hola. Saludos a todos los amigos del blog. Estoy escribiendoles desde el Centro Monte Carmelo, en Londrina, Brasil. Este martes comenzamos el encuentro, donde nos reuniremos frailes, monjas y seglares del Carmelo Teresiano para reflexionar en torno a las Lineas pastorales de Aparecida. El viaje hasta aqui fue largo y muy agotador, y yo peor a causa del mareo que sufro siempre en estos viajes. Pero ya hoy estoy como nuevo, compartiendo con los hermanos y hermanas que van llegando. Hace algo de fresco, pero esta bien el clima, luego del calor terrible que habia en Cuba. Hecho de menos el poder trabajar en el blog, por eso no me he resistido a ponerles una nota. Suerte y bendicion para todos.
Manuel.

2 comentarios:

Analía dijo...

Amigo! que bueno que ya estas ahi y que hayas tenido un buen viaje! Ahora a disfrutar de este "regalo", del compartir con los hermanos, de disfrutar la experiencia, de nutrirse, de pasear un poco tambien!
Qué bueno qe te acordaras de nosotros (los visitantes de tu blog)también desde allá! Que Dios te lleve en la palma de su mano hasta tu regreso a casa. Un saludo (hoy) desde un pais vecino! Cuidate.

Analía dijo...

Me olvidaba!!! FELIZ DíA!!!!
En la misa en el Carmelo, por Santa Teresa, me acordé de vos!

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.