Seguidores

sábado, 5 de enero de 2008

Humanismo cristiano.


"La salvación del hombre no significa que deba despojarse de todo cuanto es humano, que deba descartar su razón, su amor a la belleza, su deseo de amistad, su necesidad de afecto humano, su confianza en la protección, el orden y la justicia en la sociedad, su necesidad de trabajar, comer y dormir.

Un cristianismo que menosprecie estas necesidades fundamentales del ser humano no es realmente digno de tal nombre"

Thomas Merton.

Vida y SAntidad.

2 comentarios:

M. Jose dijo...

Creo que la vida del cristiano es una vida de amor, no de privaciones forzadas.
Jose

Anónimo dijo...

A menudo se ha presentado la fe cristiana como una renuncia a todo lo humano; Merton lo tenía claro, y eso siempre me asombró de él, y me sigue iluminando. Desde su condición de monje contemplativo disfrutó su humanidad y su fraternidad con todos los hombres y todo lo humano.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.