Seguidores

sábado, 9 de junio de 2007

Contemplación.


¿De qué me vale quejarme de que no soy un contemplativo si no aprovecho las oportunidades que se me ofrecen para la contemplación? No es que se me pasen por alto, sino que no las empleo acertadamente. Paso el tiempo buscando cosas que leer acerca de la contemplación, para satisfacer mi insaciable apetitito espiritual, en vez de aislarme, vaciar mi ánimo y dejar mi puerta interior abierta para que el Espíritu Santo penetre desde dentro, ya que todas las puertas exteriores están cerradas y con los postigos ajustados

Thomas Merton. “El signo de Jonás”.
12 de octubre de 1947.

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.