Seguidores

miércoles, 20 de junio de 2007

La soledad en el presente.


“La soledad no se encuentra asomándose uno a los contornos de nuestra morada como permaneciendo dentro de ella. La soledad no es algo que deba esperarse hallar en el futuro. Es, en realidad, una profundización del presente, y si no la buscan en el presente, jamás la encontrarán”. (SJ, 3 de enero de 1950).

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sería bien interesante seguir la evolución espiritual de Merton en relación a su vivencia de la soledad. Es evidente que en este tema pasó de la ilusión, del ideal, a la verdad, a lo real. En "Un voto de conversación" ofrece criterios muy iluminadores acerca de este tema.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.