Seguidores

jueves, 29 de noviembre de 2007

El amado de Dios.


Entre los libros que recibí recién está “El amado de Dios. Biografía espiritual de Henri Nouwen”, de Michael O¨Laughlin, publicado por Desclée de Brouwer, en su colección “Testigos”. Tratándose de un libro sobre Henri Nouwen ya tiene interés por adelantado, sobre todo para todos los que seguimos la obra de este maestro espiritual, y que además hemos leído otros intentos anteriores de presentar en síntesis una visión completa de la propuesta espiritual de este conocido escritor católico. Hice un paréntesis en el libro que estaba leyendo sobre el castillo interior de Santa Teresa, y me dispuse a disfrutar de esta otra propuesta, y eso hago desde hace un par de días. Lo primero que ha llamado mi atención es que el autor cuestiona la imagen que otro libro ha dado de Henri; me refiero a “El profeta herido”, de Michael Ford, texto que disfruté muchísimo y que he leído además no menos de cuatro veces, y tengo todo marcado y subrayado. Estoy intentando escuchar los criterios e interpretaciones de Michael O´Laughlin sobre Nouwen, pero hasta el momento no ha conseguido despertar el interés y motivación que consiguió el libro de Ford en mí. Aun así no quiero dar un juicio definitivo hasta que llegue al final de esta lectura, y de cualquier modo esta nueva mirada nos permitirá conocer un poco más a Henri, renovar nuestra comunión espiritual con él, y adentrarnos en su mundo de fe. Quienes se interesan por Henri y han leído otras biografías seguramente no querrán perder la oportunidad de repasar esta propuesta que ahora aparece en español, y cuya publicación en inglés data del año 2004.

Otras propuestas biográficas sobre Henri Nouwen:
1-“Henri Nouwen: Una incansable búsqueda de Dios”, de Jurgen Beumer. Lumen.
2- Escritos Esenciales. Henri Nouwen. (Incluye “El fuego del amado”, de Robert A. Jonas, extenso resumen biográfico y espiritual sobre Nouwen)

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.