Seguidores

lunes, 11 de febrero de 2008

Arrepentirse para ser renovados.


“Sabemos que cada vez que nos arrepentimos,
el amor se renueva y crece.
Pero ¿Qué es el arrepentimiento?
Pues hay una clase de arrepentimiento, de este mundo,
que nos hunde en una pena aun mayor,
nos hace quejumbrosos,
y nos sumerge en la duda.
Este tipo de arrepentimiento se atasca en la miseria
y no conduce a nada.
En cambio, el arrepentimiento que viene de Dios
es completamente diferente.
Porque, no contentos con nosotros mismos,
nos elevamos por fin a Dios y damos la espalda
a todo pecado, con voluntad firme.
Dirigiéndonos a Dios, encontramos certeza,
y el calor de un gozo espiritual que nos eleva
sobre todas nuestras miserias y nos une con Dios.
Y cuanto más débiles somos,
Cuanto más hayamos pecado,
Más nos sentimos urgidos
A unirnos con Dios en amor puro
.


Maestro Eckhart.

1 comentario:

Compartimos? dijo...

Opino que arrepentimiento es olvidar el pasado y por la gracia de Dios, de la vida, del amor, del espíritu afrontar el futuro con actitudes positivas. Las que has anotado como resumen de la obra de Merton me parecen válidas.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.