Seguidores

domingo, 3 de febrero de 2008

Semillas de contemplación.



“Dios quiso prender la luz de Su verdad fuera de Sí mismo y por esa razón hizo el universo”.

“La materia sólo es oscura para quienes no buscan otra luz que la materia misma”

“El hombre ha perdido hoy la conciencia de su necesidad de verdad. Lo que busca es poder”.

“Las cosas creadas se sitúan como obstáculos entre el hombre y Dios sólo cuando el hombre mismo es un obstáculo, cuando su voluntad ha oscurecido la luz de la verdad”.

Cada persona es, en cierto modo, la finalidad de toda la creación material a la que trasciende por su naturaleza espiritual y por su vocación de hijo de Dios”.


“La liturgia es la gran escuela de vida cristiana y la fuerza transformadora que vuelve a dar forma a nuestras almas y a nuestros caracteres en la semejanza de Cristo”.


“La verdadera vida interior no es nuestra vida en las honduras de nuestro ser. Es la llegada de Dios a nuestro ser. Es la llegada de Dios a nuestro ser, del que previamente hemos salido, para dejar sitio para Él”.
Thomas Merton

1 comentario:

M. Jose dijo...

Es uno de los mejores libros que he leido jamás, lo tengo entre mis favoritos. Tremendamente bueno.
Jose

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.