Seguidores

viernes, 1 de febrero de 2008

Febrero.


Febrero: Lo imagino, no sé por qué, como un señor de pelo entrecano, serio y amable; es el mes del amor, el mes de orar por los enfermos, el mes en que habitualmente comienza la Cuaresma. Es también el mes en que este blog cumple un año de creado. Será entonces un mes de acción de gracias, porque me ha dado muchas satisfacciones, me ha traído muchos amigos, me ha permitido ampliar el sentido de mi ministerio.
Estas son mis efemérides para este mes:

Día 2: Presentación del Señor. Día de la vida consagrada.
Día 3: San Aelredo de Rievaulx, abad: Dios es amistad.
Día 5: Pedro Arrupe (1907-1991).
Día 6: miércoles de CENIZA.
Día 11: Nuestra Señora de Lourdes: día del enfermo.
Día 14: Día del amor.
Día17: Giordano Bruno.
Día 21: Nace John Henry Cardenal Newman (1801-1890).
Día 24: Nuestra Señora de la Confianza.
Día 25: Muerte de Félix Varela.

Mi oración por los amigos que cumplen año este mes: Daybel, Fifa, Inti, Juan René, Bárbara, Jonson, Antonio Angel, Ulises. También por mi sobrino Carlos Manuel. Y evocar el recuerdo de Mirtha Martínez, que fuera ángel de los pobres en mi parroquia matancera.

1 comentario:

Analía dijo...

Feliz aniversario de Blog Manuel!

Me hizo gracia lo de la personalización de Febrero, no se me habría ocurrido.
Tendremos que buscarle el color a este mes?

Un saludo...te leo eh, y guardo algunas para leerlas con más detenimiento.
Un abrazo

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.