Seguidores

viernes, 20 de abril de 2007

Jamás nos perderemos.


"Vi que Dios nunca empezó a amar a la humanidad. Pues al igual que el hombre está destinado a llegar al gozo sin fin, y así coronar la complacencia de Dios en su obra, así el hombre en el pensamiento divino siempre ha sido conocido y amado. De Él venimos, en Él estamos envueltos, a Él regresamos. Encontraremos en Él nuestro cielo total en un gozo eterno… y esto por el designio previsor de la bendita Trinidad desde antes que comenzara el tiempo. En este amor eterno el alma del hombre se mantiene a salvo, como ponen de manifiesto estas revelaciones. En este amor sin fin somos conducidos y cuidados por Dios y jamás nos perderemos. Pues Él quiere que sepamos que nuestra alma vive y que esta vida, por su bondad y por su gracia, continuará sin fin en el cielo, donde le amaremos, le daremos gracias, le alabaremos". (Juliana de Norwich)

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.